¿Te cuesta pedir ayuda?

¿Te cuesta pedir ayuda?

 ¿Eres una de esas personas que se esfuerzan al máximo para que todos a su alrededor se sientan satisfechos?

Cuando digo todos, me refiero a tu pareja, hijos, padres, otros parientes, compañeros, amigos, jefes….

Tal vez te guste hacerlo no sólo para que ellos se sientan felices, si no también para sentirte bien contigo misma, porque te gusta hacer cosas por los demás y te sientes bien cuando contribuyes a que otras personas alcancen sus sueños y sus metas.

Pedir ayuda - Isabel Gomez - Exito en Femenino

Muy bien, pero ¿Qué pasa con tus deseos? ¿Qué hay de tus objetivos y tus sueños?

A muchas mujeres les cuesta infinito pedir con claridad lo que desean, con firmeza y sin enfadarse, es decir, comunicar a los demás qué quieren o necesitan que hagan o dejen de hacer porque es importante para ellas.

Tal vez en el fondo consideres que lo que tú quieres no es tan importante como lo que desean otras personas, las personas que te importan, e inviertas menos atención y energía en ti misma. Podríamos decir que te sitúas en la parte inferior de tu lista de prioridades y que eso te lleva poco a poco a una sensación de incomodidad profunda porque te das cuenta que no estás haciendo nada para ti misma. ¿Te suena?

A muchas mujeres, nos han educado para que estuviésemos muy pendientes de las necesidades de otros y nos esforzásemos por ayudar y agradar.

Nos encanta ser útiles a los demás pero nos cuesta un mundo pedir cosas directamente, lo que hacemos con frecuencia es pedirlas de manera que parezca que no las pedimos, o simplemente no pedirlas porque solemos sentirnos egoístas cuando lo hacemos. Somos capaces de solicitar cualquier tipo de favor cuando es en beneficio de otra persona pero no cuando es para el nuestro. ¿Qué opinas de esto?

Si esa actitud te roba la atención y la energía que necesitas para tener la vida que quieres, tal vez acabes viéndola como una trampa (así la ha calificado esta misma semana una de mis clientas de coaching) porque por un lado te genera satisfacción (por ayudar a otros y actuar “como debes” según la educación que has recibido) y por otro, como una fuente de insatisfacción al sentir que estás relegando tus deseos y necesidades al último lugar en la escala de importancia de tu vida. Probablemente sientas que estás dando más de lo que recibes y que, realmente, nadie te ha pedido que eso fuera así.

En tu trabajo, tal vez estés totalmente integrada y seas una persona muy querida por tus compañeros, siempre dispuesta a ayudar cuando alguien lo necesita, a quedarte mas tiempo si es necesario, a resolver los problemas desagradables que nadie quiere abordar… y, a menudo, la última en pedir algo a cambio.

 ¿Cómo lo ves? ¿Te beneficia esta actitud?

Ya centrándonos en lo profesional (trabajando por cuenta ajena o propia) sabemos que es necesario construir relaciones de confianza y colaboración para avanzar, alcanzar metas y tener la vida profesional con la que sueñas.

Es una suerte poder rodearse de personas que como tú, siempre están dispuestas a ayudar, son palancas para avanzar. Sin embargo, la asignatura pendiente es aprender a pedir ayuda con naturalidad, sin que nos cueste, la necesitamos para mejorar nuestro desempeño y ganar visibilidad dentro de nuestra empresa o del mercado.

Es cuestión de abrir un poco el abanico y, en lugar de solo ayudar a los demás, ayudarnos también a nosotras mismas considerando nuestras metas una prioridad y solicitando esa ayuda que necesitamos para alcanzar nuestros sueños. ¿Qué precio pagas cada vez que no pides algo importante para ti?

Pedir-ayunda-Exito-en-Femenino-Isabel-Gomez

EMPIEZA A PRACTICAR:

Te propongo un ejercicio, es muy sencillo y sólo tiene dos pasos, cada vez que te ofrezcas para ayudar o ayudes a alguien, luego debes pedir a esa persona que haga algo por ti de forma clara y directa. Solo es eso.

Es muy importante que nunca te olvides de la segunda parte, el pedir algo.

Tal vez al principio te cueste, pero en poco tiempo es muy probable que rompas una barrera personal y empieces a hacerlo de modo natural cuando lo necesites, ese será el momento de olvidar el ejercicio porque ya habrás integrado el dar y el recibir en tu dinámica relacional.

Cuando lo consigas, podrás seguir sintiendo esa agradable sensación de ofrecer y dar, y a la vez, notar cómo los demás están dispuestos a hacer cosas por ti y experimentar sus beneficios del mismo modo que ellos lo hacen. Es un proceso en el que todos ganan!

Recuerda que eres dueña de tu vida, convierte tu libertad en valor.

 –

¿Quieres publicar este artículo?

 De acuerdo, siempre que incluyas el siguiente texto con enlaces activos:

 Sobre la autora:

 Isabel Gómez, es Consultora y Coach Profesional en Éxito en Femenino www.exitoenfemenino.com .

 Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Si quieres recibir claves prácticas para ganar autoconfianza y avanzar hacia tus objetivos, descárgate totalmente GRATIS el ebook PONTE EN VALOR a través de este enlace: https://exitoenfemenino.com/ponte-en-valor/.

 

 

 

 

 

Comentar

Comment (Obligatorio)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)

DESCÁRGATE GRATIS MI EBOOK PONTE EN VALOR!!

¿Te gustaría ganar en autoconfianza y gestionar mejor tus emociones?

Con Ponte en Valor podrás:

  • Entender como funciona tu sistema de creencias y qué te impide avanzar hacia tus objetivos.
  • Potenciar tus puntos fuertes y que éstos te acerquen a tu propia definición de éxito.
  • Conocer las claves para desarrollar y mejorar tu inteligencia emocional.
  • Descubrir nuevas claves para ser más feliz en tu trabajo.

DESCÁRGATE GRATIS MI EBOOK PONTE EN VALOR!!

¿Te gustaría ganar en autoconfianza y gestionar mejor tus emociones?

Con Ponte en Valor podrás:

  • Entender como funciona tu sistema de creencias y qué te impide avanzar hacia tus objetivos.
  • Potenciar tus puntos fuertes y que éstos te acerquen a tu propia definición de éxito.
  • Conocer las claves para desarrollar y mejorar tu inteligencia emocional.
  • Descubrir nuevas claves para ser más feliz en tu trabajo.
La fórmula perfecta para gestionar el estrés

La fórmula perfecta para gestionar el estrés Desde siempre hemos pensado que el estrés lo provocan la falta de tiempo...

Cerrar