Cómo tratar a tu jefe

Cómo tratar a tu jefe

¿ Cómo tratar a tu jefe ? y en general ¿Cómo son tus relaciones personales en el trabajo?

Es mucho lo que se puede hacer para mejorarlas, sin embargo, hoy mi planteamiento se centra en ti.

Quisiera centrarme en el tipo de relación que mantenemos con nuestros jefes/as. En como son y sobre todo, en como te gustaría que fuesen.

 ¿Cómo es tu relación con ellos/as?

En algunas ocasiones, las relaciones son buenas, aunque suele haber algún aspecto que se desea cambiar, en otras ocasiones, son simplemente complicadas y nos hacen vivir en un estado de tensión constante.

Durante muchos años, cuando se creaba un vínculo laboral entre un profesional y una empresa, se esperaba que durara toda la vida (pero esto ha cambiado radicalmente y prácticamente ya nadie, hoy en día, se plantea ni tan siquiera esa posibilidad).

En la nueva economía ya no se sobreentiende que vas a permanecer en una empresa hasta tu jubilación, en un momento dado, la relación se puede romper, y la iniciativa la pueden tomar tanto los profesionales como la propia empresa.

En todos los ámbitos de nuestras vidas, los cambios son cada vez más rápidos, el outsourcing, el interim management, la subcontratación, los contratos temporales (y/o precarios) existen en la gran mayoría de los sectores y hacen que sea muy sencillo sustituir profesionales o eliminar puestos de trabajo. Nos guste o no, así es.

 Esto significa que la empresa (los jefes/as) tienen muchos proveedores (profesionales) entre los que elegir, da igual que hablemos de un recepcionista que de un ingeniero de sistemas o un CEO.

 Te propongo que consideres a tu empresa como tu cliente, y a tu jefe como su interlocutor/portavoz.

 Resumiendo, el jefe/a representa a tu cliente.

 Tu empresa como cliente

Veamos, tu empresa te ha contratado para que realices un servicio que le permitirá alcanzar sus objetivos. Básicamente, tú eres un proveedor que mediante la prestación de un servicio contribuirás a que tu empresa tenga éxito.

Da igual la posición que ocupes, al final tu empresa te pagará para que le proporciones algo que necesita, y tu trabajo forma parte del producto que ofrece a sus clientes.

Y al igual que ocurriría con un cliente externo, hay muchos otros proveedores de estos servicios a los que les encantaría poder demostrar por qué su propuesta de servicio es mejor que la tuya para tu empresa.

Sin embargo, tú tienes una gran ventaja, y es que ya estás dentro de la organización y puedes conocer y atender mejor que nadie a tu cliente, pero eso sí, siempre que te focalices en utilizar esa ventaja.

Como-tratar-a-tu-jefe-Exito-en-Femenino-Isabel-Gomez

¿Hasta que punto conoces a tu cliente?

Sabemos que para lograr la satisfacción de un cliente lo primero es conocer sus necesidades. Sin embargo, muchos profesionales no invierten el tiempo necesario para plantear una relación con su empresa basada en la perspectiva de “servicio al cliente”.

Estas son algunas preguntas que te planteo, la clave está en responder desde la el punto de vista de tu empresa/jefe, no desde el tuyo propio:

¿Qué es lo que (la empresa/jefe) quiere lograr?

¿Cuál es su definición de éxito?

¿Qué necesita para lograr ese éxito?

¿Cuáles son los mayores desafíos que se enfrenta?

¿Cómo actuarías si quien contratara/pagara tu trabajo fuera un cliente externo directamente en lugar de hacerlo a través de tu empresa?

¿Estas atenta a sus necesidades cuando hablas con el/ella y aportando soluciones?

 Esto es duro pero real, existen muchas opciones a las que una empresa puede recurrir para recibir el servicio que un empleado proporciona.

Piensa por qué tu empresa/jefe considera que tú eres la mejor opción. ¿Cuál es tu propuesta de valor, aquello que te hace diferente?

 Y si no eres la mejor opción, ¿qué necesitas cambiar de tu servicio para serlo?

 ¿Qué soluciones aportas en momentos de conflicto o ante nuevos retos para la organización?

Tu aportación de valor

Como profesionales dentro de una organización necesitamos aportar valor de forma clara y visible. Y esto empieza por conocer nuestras fortalezas profesionales por un lado y las necesidades de nuestro cliente por otro.

Por supuesto que hay ambientes y jefes tóxicos con los que el trato es frustrante y en ocasiones poco menos que imposible, no me estoy refiriendo a ese tipo de situación, de la que trataré en otro artículo.

 Al igual que nos ocurre con los clientes externos, podemos encontrarnos con jefes poco razonables, que no escuchan, con carácter difícil, intolerantes…

 Si este es tu caso, antes de mantener y perpetuar una relación que te genera malestar o realizar un ruptura por ese motivo, te sugiero que valores si estás utilizando o podrías utilizar una nueva perspectiva, por ejemplo, la que te planteo, que consiste concretamente en entender las necesidades de tu empresa como si de un cliente se tratara y adecuar tu aportación de valor para satisfacer esas necesidades.

Como-tratar-a-tu-jefe-Exito-en-Femenino-Isabel-Gomez 

Centrándonos en ti:

 ¿Sabes qué espera tu organización de ti?

 Si tú fueras tu jefe/a, ¿hasta que punto estarías satisfecha con el servicio que estás recibiendo? ¿Te plantearías empezar a buscar otras alternativas?

Si en este momento estás dándole vueltas a estas preguntas, puede significar que no dispones de información de calidad sobre tu cliente o que tu propuesta de valor no se ajusta a sus necesidades. Pero ahora ya sabes por donde empezar.

 Una vez que conozcas en profundidad a tu cliente y qué es lo que realmente necesita, ya estarás en posición de redefinir tu aportación de valor para construir una relación sólida.

Recuerda que eres dueña de tu vida, convierte tu libertad en valor.

¿Quieres publicar este artículo?

De acuerdo, siempre que incluyas el siguiente texto con enlaces activos:

 Sobre la autora:

Isabel Gómez, es Mentora y Coach Profesional en Éxito en Femenino www.exitoenfemenino.com .

Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Si quieres recibir claves prácticas para ganar autoconfianza y avanzar hacia tus objetivos, descárgate totalmente GRATIS el ebook PONTE EN VALOR a través de este enlace: https://exitoenfemenino.com/ponte-en-valor/.

Comentarios (2)
Avatar
Responder

Buenas ,
Te felicito por el artículo y planteo lo siguiente, cuáles son los indicadores de un jefe tóxico?

    Muchas gracias por tu comentario, Beatriz!

    En realidad, cada persona es un mundo y cada directivo tiene su propio estilo a la hora de mandar/dirigir/liderar, sin embargo, los expertos han definido tres categorías de jefes tóxicos, la primera está determinada por la vanidad (exceso de ego, querer ser el centro de atención), el psicópata (frialdad y con trato despótico hacia sus empleados), y el paranoide ( inseguro y desconfiado).

    Como en todo, existen niveles en cuanto a toxicidad se refiere, pero el denominador común en estas personas es que mantienen un comportamiento falto de sensibilidad y empatía hacia su entorno. Con el tiempo, contaminan e intoxican el ambiente laboral, y una consecuencia directa de este ambiente inadecuado es la baja productividad.

    En el momento complicado en el que nos encontramos, no es inusual que salga a la luz la peor parte de algunas personas.

    ¿Te ha ocurrido?

    ¿Qué haces para gestionarlo?

    Un abrazo 🙂

    Isabel

Comentar

Comment (Obligatorio)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)

DESCÁRGATE GRATIS MI EBOOK PONTE EN VALOR!!

¿Te gustaría ganar en autoconfianza y gestionar mejor tus emociones?

Con Ponte en Valor podrás:

  • Entender como funciona tu sistema de creencias y qué te impide avanzar hacia tus objetivos.
  • Potenciar tus puntos fuertes y que éstos te acerquen a tu propia definición de éxito.
  • Conocer las claves para desarrollar y mejorar tu inteligencia emocional.
  • Descubrir nuevas claves para ser más feliz en tu trabajo.

DESCÁRGATE GRATIS MI EBOOK PONTE EN VALOR!!

¿Te gustaría ganar en autoconfianza y gestionar mejor tus emociones?

Con Ponte en Valor podrás:

  • Entender como funciona tu sistema de creencias y qué te impide avanzar hacia tus objetivos.
  • Potenciar tus puntos fuertes y que éstos te acerquen a tu propia definición de éxito.
  • Conocer las claves para desarrollar y mejorar tu inteligencia emocional.
  • Descubrir nuevas claves para ser más feliz en tu trabajo.
¿Cómo tomar decisiones?

¿Te gusta tomar decisiones? Probablemente, no. Es algo que normalmente evitamos, nos han educado para tomar decisiones “acertadas” hacer “lo...

Cerrar