¿Cómo dejar de aplazar tareas?

¿Cómo dejar de aplazar tareas?

¿Cómo dejar de aplazar tareas?

¿Verdad que te ha ocurrido?

 Tienes pendiente una tarea importante, de esas poco apetecibles y… empiezan las excusas… que si echar un ojo al correo, que si llamar a nosequien… que si un cafecito…. que si…

 ¿Qué argumentos utilizamos? Pues de todo tipo: Ahora no es el momento, no me apetece nada, prefiero hacer otra cosa, uf, es demasiado trabajo, mañana lo hago seguro…

Total, que el tiempo pasa y no tienes nada hecho, y encima empiezas a experimentar una desagradable sensación de culpabilidad y pérdida de tiempo.

Eso que a todos nos ocurre a veces se llama procrastinación (si, menudo palabro), y consiste en el aplazamiento o evitación de tareas pendientes que solemos sustituir por otras mas triviales.

¿Qué podemos hacer?

A continuación te presento algunas claves que a otras personas y a mi misma nos han ayudado, por supuesto, no son fórmulas mágicas, pero sí un buen modo de tener herramientas a mano para aplicar la que mejor encaje contigo.

Procastinacion-exito-en-femenino-isabel-gomezRana viva por la mañana.

Existe un viejo proverbio inglés que dice: Si empiezas el día tragándote una rana viva, el resto del día te parecerá mejor.

Aunque no lo creamos, todos nos comemos alguna que otra rana viva al día: retomar una tarea aparcada, ordenar, una llamada telefónica…. ese tipo de cosas que siempre preferimos dejar para otro momento. Seguramente no es una tarea tan compleja, pero no nos gusta nada hacerla y, si se nos presenta por la tarde, cuando empezamos a encontrarnos cansados, probablemente la ignoraremos.

El realizar primero aquello que tan poco nos atrae, probablemente terminaremos diciendo “no era para tanto” y nos aportará energía y sensación de libertad para dedicar el resto del día a otras cosas.

Por eso, dejar de procrastinar y empezar el día comiéndote una rara viva (suena asqueroso, lo sé) es un hábito que tal vez se convierta en una actitud que te lleve a una mayor productividad personal.

Eliminar distracciones.

Todo será más sencillo si el escenario de trabajo está libre de tentaciones. Procrastinamos porque tenemos a la vista (o buscamos) algo mas fácil, atrayente o divertido. Si antes de empezar eliminamos las distracciones, nos quedaremos a solas con lo que tenemos que hacer porque cando estamos distraídos, la atención vuela hacia otros lugares.

En la Odisea se narraba que las sirenas cantaban para atraer los barcos a las rocas, seduciendo a los marineros con sus voces. Cada día puede ser un reto si nos dejarnos por interrumpir por actividades mas atractivas que lo que hemos decidido hacer. Por eso, esta técnica recomienda dejar a un lado el correo, olvidarse de las redes sociales, apagar el teléfono y, en definitiva, eliminar distracciones para poder centrar toda nuestra atención en la tarea.

 Solo unos minutos.

Este sistema ha sido desarrollado por una psicóloga rusa llamada Bluma Zeigarnik, que descubrió que trabajar en una actividad solo unos minutos, a menudo provoca cierta necesidad de acabarla. Se parte de la premisa de que al cerebro no le gusta “dejar las cosas a medias”, así que propone “engañar” al cerebro para empezar una tarea, una vez iniciada, todo será mas sencillo porque te costará dejarla aparcada.

 Comete la tarta a cucharadas.

En lugar de encararte con la tarea global, divídela en tres o cinco puntos. Tal vez sea imposible comerse una tarta entera, pero si la fraccionas, es muy probable que poco a poco te la acabes.

Empieza por el punto que más te inspire, que domines mas, o que te resulte más atractivo.

No pienses en todo lo que tienes que hacer, piensa en la primera tarea que has elegido, concéntrate solo en ella, visto así es mucho mas sencillo y  te animará a abordar la tarea punto por punto, con pequeños logros.

Regla de los dos minutos.

Es una regla que personalmente utilizo y me ha dado muy buenos resultados.

Las tareas pequeñas (menos de dos minutos como tiempo orientativo) son un caldo de cultivo excelente para la procrastinación. Por eso, cuando surge una tarea de este tipo, ponte con ella ya, sin pensarlo. Los mensajes de correo, alguna llamada de trámite… si puedes, déjalos listos cuanto antes y olvídalos. Aplazarlos supone empezar el día siguiente con un montón de tediosas pequeñas tareas que suelen aportar poco y que sumadas ocupan mucho tiempo y atención.

 Que no te paralice el perfeccionismo.

 No busques la perfección a la primera cuando se trata de una tarea amplia y compleja. Suele ser preferible terminarla provisionalmente para luego mejorarla. A veces nos paraliza el pensar en todos los pequeños detalles que debemos trabajar, pero si partimos de algo terminado, es mucho mas sencillo pulir después los detalles. Si se trata de un proyecto escrito, por ejemplo, no te líes en principio con la tipografía, el formato, las imágenes, empieza a escribir y, una vez terminado, será mucho mas sencillo perfeccionarlo.

 ¿Tienes que hacerlo o quieres hacerlo? Tú decides.

En definitiva, eres tú quien decide qué hacer y qué no hacer. Si decides no hacerlo, olvídate de ello. No hay más. Si realmente quieres hacerlo pero te da pereza ponerte, piensa en qué obtendrás una vez terminado, no es el “quitármelo de delante” sino qué voy a conseguir completando esa tarea.

 Y sobre todo, busca tus propias palancas. Como decía al principio, en esto como en todo, no existen las fórmulas mágicas y cada uno debemos encontrar e implementar nuestros acicates personales.

Recuerda que eres dueñ@ de tu vida, convierte tu libertad en valor.

Recursos:

Entrevista Punset – Procrastinación (3 minutos)

 

….

¿Quieres publicar este artículo?

De acuerdo, siempre que incluyas el siguiente texto con enlaces activos:

Sobre la autora:

Isabel Gómez, es Consultora y Coach Profesional en Éxito en Femenino www.exitoenfemenino.com .

Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Si quieres recibir claves prácticas para ganar autoconfianza y avanzar hacia tus objetivos, descárgate totalmente GRATIS el ebook PONTE EN VALOR a través de este enlace: https://exitoenfemenino.com/ponte-en-valor/.

 

 

Comentarios (2)
Avatar
Responder

Maravilloso artículo!! Muchísimas gracias por la información, la verdad es que me he visto reflejada en algunos de los ejemplos que pones, ahora pondré en marcha los consejos y te diré el resultado que me han dado :).
Felicidades por tu trabajo..me encanta!

    Hola, Mar!

    Muchas gracias por tu comentario.

    Me encantará conocer los resultados 🙂

    Un abrazo,

    Isabel

Comentar

Comment (Obligatorio)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)

DESCÁRGATE GRATIS MI EBOOK PONTE EN VALOR!!

¿Te gustaría ganar en autoconfianza y gestionar mejor tus emociones?

Con Ponte en Valor podrás:

  • Entender como funciona tu sistema de creencias y qué te impide avanzar hacia tus objetivos.
  • Potenciar tus puntos fuertes y que éstos te acerquen a tu propia definición de éxito.
  • Conocer las claves para desarrollar y mejorar tu inteligencia emocional.
  • Descubrir nuevas claves para ser más feliz en tu trabajo.

DESCÁRGATE GRATIS MI EBOOK PONTE EN VALOR!!

¿Te gustaría ganar en autoconfianza y gestionar mejor tus emociones?

Con Ponte en Valor podrás:

  • Entender como funciona tu sistema de creencias y qué te impide avanzar hacia tus objetivos.
  • Potenciar tus puntos fuertes y que éstos te acerquen a tu propia definición de éxito.
  • Conocer las claves para desarrollar y mejorar tu inteligencia emocional.
  • Descubrir nuevas claves para ser más feliz en tu trabajo.
¿ Te afectan las críticas ajenas ?

¿  Te afectan las críticas ajenas ? ¿Hasta qué punto? Muchas veces las críticas o incluso el miedo a ellas...

Cerrar